Guía sobre los tipos de Visa y requisitos para mudarse a Portugal.

Los residentes de la UE, E.E.E. (Islandia, Liechtenstein, Noruega), Suiza o el Principado de Andorra no necesitan de un visado o documento para mudarse a Portugal, en cambio, los residentes de los demás países extracomunitarios sí. Existen varios tipos de visados portugueses, los cuales están enfocados a diferentes objetivos. Existen visados de trabajo, de trabajo por cuenta propia, visados para la reunificación familiar o el régimen de Residentes no habituales (RNH) o incluso, el Golden Visa portugués. El cuál es de gran interés para inversores con gran capital extracomunitarios.

Antes de solicitar un visado portugués o acogernos a otros regímenes fiscales, tendremos que identificar cuál es el país de procedencia y posteriormente, saber cuál el motivo de su cambio de residencia. Con estas dos respuestas, podremos buscar cual es la mejor alternativa para su situación. Los ciudadanos de la UE no están obligados a pedir ningún tipo de visa o permiso por periodos inferiores a 3 meses, ya que la UE permite la libre circulación de personas, capitales y mercancías en todo el territorio europeo. Los ciudadanos no pertenecientes a la UE generalmente necesitarán una autorización inicial de 4 meses para ingresar al país y solicitar posteriormente un permiso de residencia temporal por un año la primera vez, renovable cada 2 años hasta el 5 año, cuando podrá pedir la residencia permanente.

Todas las solicitudes y procesos de visados son llevados a cabo por SEF, Serviço de Estrangeiros e Fronteiras, el cual le realizará una entrevista en un determinado momento del proceso para saber su situación y los motivos de su cambio de residencia. Serviço de Estrangeiros e Fronteiras.

La mayoría de la documentación que nos pide la administración portuguesa es relativamente sencilla y mucha de la documentación está especificada en la página web del Ministerio de Negocios Estrangeiros (MNE) y del SEF. Aunque una gran parte de los funcionarios portugueses dominan el inglés y otros idiomas, por lo general la administración solicita que toda la documentación sea presentada con una traducción al portugués y apostillada.

Los costes de las tasas públicas y de los honorarios puede oscilar entre los 1000€ a 7500€ en el caso de los Golden Visa para inversores, los cuales implican una mayor entrega de documentos y condiciones para acceder a ese programa.

Ribeira Porto

Tipos de visados:

Estos son los diferentes tipos de visados que se pueden solicitar:

  • Visado de residencia para trabajo (Visto D1);
  • Visado de residencia para un profesión liberal, emprendedor o empresario (Visto D2);
  • Visado para investigación o actividad científica altamente cualificada (Visto D3);
  • Visado para estudios o voluntario (Visto D5);
  • Visado para estudio y movilidad en la enseñanza superior (Visto D5);
  • Visado para reagrupamiento familiar (Visto D6);
  • Visto para jubilados o personas que disponen de rentas propias (Visto D7);
  • ARI, más conocido como Golden Visa.

 

Para solicitar un visado, debe ir a una misión diplomática portuguesa o a una oficina consular en el extranjero por lo general. Si lo desea, también, puede contactarnos y nosotros le asesoraremos en la solicitud de su visado. Los principales requisitos que deberá cumplir antes de solicitar un visado portugués son:

  • No haber sido condenado por un delito;
  • No haber sido prohibido entrar en territorio portugués;
  • No tener indicación de no admisión en el sistema de información de Schengen;
  • No tener indicación de no admisión en el sistema de información del SEF;
  • Estar ausente de cualquier requisito criminal que pueda descalificarlo.

En éste articulo nos centraremos en los Visto D1, D2, RNH y ARI, los más requeridos por los ciudadanos interesados en mudarse a Portugal.

Consigue tu solución

 

Documentación que deberá presentar para solicitar residencia por trabajo (Visto D1):

  • FFormulario de solicitud de visa portuguesa (disponible en portugués e/o inglés) ;
  • Pasaporte válido por al menos 3 meses;
  • Dos fotos tamaño pasaporte;
  • Seguro de viaje válido;
  • Comprobante de su estadía legal si solicita desde un país que no sea su país de origen;
  • Prueba de tener suficientes medios para mantenerse durante su estadía, o un término de responsabilidad firmado por un ciudadano o residente portugués; . .

 

Para visas de empleo, también necesitará:

  • Un contrato de trabajo firmado (o promesa de trabajo), o una manifestación de interés por parte de un empleador;
  • Una declaración del Instituto de Emprego e Formação Profissional (IEFP), el Instituto Portugués de Empleo y Formación Profesional; Emprego y Forma-o Profissional (IEFP), el Instituto Portugués de Empleo y Formación Profesional;
  • Prueba de sus calificaciones para el trabajo.

Como nota negativa, he de comentarle que los procesos burocráticos en Portugal pueden ser algo lentos a veces, ¡¡¡tenga paciencia!!!

 

Se han mejorado algunos procesos y se han simplificado otros con el fin de agilizar la concesión de residencias y permisos, entre ellos podemos destacar los siguientes avances en materia burocrática:
  • Ya no es necesario que tenga consigo en el momento de la visita al SEF un certificado de antecedentes penales. El día de su cita en las instalaciones del Serviço de Estrangeiros e Fronteiras, simplemente debe dar permiso al SEF para acceder a su registro o realizar la respectiva búsqueda por sí, evitando así que se desplace al servicio de Policía o tribunal a pedir un justificante de antecedentes penales Serviao de Estrangeiros e Fronteiras,;
  • Se le programará una entrevista con el SEF de manera automática cuando solicite el visado. Solo necesitará informar a su consulado o embajada de la fecha en que planea viajar a Portugal;
  • Podrá realizar la entrevista en cualquier del SEF o delegación regional, independientemente de su futura área de residencia en Portugal;
  • El SEF volverá a utilizar los documentos que ya están en su posesión, evitando así visitas innecesarias a las oficinas de SEF y nuevas solicitudes en instituciones de su país de origen;
  • Puede renovar su permiso de residencia o solicitar una extensión de estadía en MySEF. mySEF.

Consigue tu solución

 

Visado de profesión liberal o emprendedor (Visto D2):

Si ejerce una profesión liberal o es un emprendedor extracomunitario, el visado que posiblemente mejor se adapte a sus necesidades sea el Visto D2. El cuál está enfocado a profesiones liberales como consultores, programadores, arquitectos o empresarios que se quieran instalar en Portugal y aprovechar sus múltiples ventajas. Hay que destacar que existen dos opciones dentro de la misma categoría, el visado de residencia para trabajadores independientes y/o el visado de residencia para emprendedores.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar una visa de trabajo por cuenta propia?

Deberá cumplir con los siguientes requisitos:

  • No haber sido condenado por un delito;
  • No haber sido prohibido entrar en territorio portugués;
  • No tener indicación de no admisión en el sistema de información de Schengen;
  • No tener indicación de no admisión en el sistema de información de SEF;
  • Estar ausente de cualquier registro criminal que pueda descalificarlo para un visado.

También deberá presentar los siguientes documentos:

  • Formulario de solicitud de visa de trabajo por cuenta propia (disponible en portugués e/o inglés)
  • Pasaporte, válido por 3 meses;
  • Dos fotos tamaño pasaporte;
  • Seguro de viaje válido;
  • Comprobante de su estadía legal si solicita desde un país que no sea su país de origen;
  • Prueba de tener suficientes medios para mantenerse durante su estadía, o Un término de responsabilidad firmado por un ciudadano o residente portugués.

 

Si solicita una visa de trabajo por cuenta propia como trabajador independiente, necesitará estos documentos adicionales:

  • Comprobante de ser propietario de una entidad comercial (por ejemplo, una compañía de responsabilidad limitada, comerciante único, etc.) o tener un contrato de prestación de servicios;
  • Declaración de una autoridad competente de que está calificado para trabajar en su sector laboral, cuando corresponda.

 

Si, en cambio, solicita una visa de trabajo por cuenta propia como empresario, deberá cumplir al menos uno de estos requisitos adicionales:

  • Prueba de que ha realizado inversiones;
  • Prueba de que tiene suficientes medios financieros para residir en Portugal y tiene la intención de realizar inversiones en el país;
  • Una declaración de IAPMEI de que su negocio está en una incubadora si solicita un visado emprendedor;

 

¿Qué es el régimen de residentes no habituales?

En el año 2009, el gobierno de Pedro Passos Coelho (PSD) decidió crear un régimen especial a través del Decreto-Ley n.º 249/2009, de 23 de septiembre con el fin de atraer a Portugal profesionales no residentes de alto valor añadido, propiedad intelectual, industrial, know-how, como también beneficiarios de pensiones obtenidas en el extranjero.

Dicho régimen aporta unas considerables ventajas a los beneficiarios de dicho régimen por un plazo de 10 años desde el momento que transmite su cambio de residencia a la Autoridade Tributaria (AT). Pasaremos a detallar de forma resumida algunas de las grandes ventajas de este régimen:

 

Ingresos fuente extranjera:

  • Rentas Profesionales: Exento en Portugal siempre que sean efectivamente tributados en el país de residencia;
  • Pensiones de Jubilación privadas: Exentas en Portugal, siempre que no estén considerados por la legislación portuguesa como pensiones de Portugal (es decir, que no sean pagadas por entidades portuguesas de la Seguridad Social);
  • Dividendos, intereses, regalías, plusvalías inmobiliarias, etc: Exentos siempre que el Convenio para evitar la doble tributación entre Portugal y el país de origen de las rentas prevea la posibilidad de imposición en ese país.

Ingresos de fuente portuguesa:

  • Rentas profesionales: Gravado a una tasa fija del 20%, siempre que se originen en el ejercicio de una actividad "altamente cualificada" (por ejemplo, arquitectos, consultores, médicos, etc.). Son profesiones principalmente liberales;
  • Rentas inmobiliarias: Gravadas a una tasa fija del 28%;
  • Plusvalías inmobiliarias: Para residentes fiscales en Portugal, sólo tributa el 50% de la ganancia patrimonial, siendo aplicadas las tasas tributarias progresivas del sistema fiscal portugués”; Gravadas a una tasa fija del 28%;
  • Otros tipos de rentas: En principio, serán tributadas de acuerdo con el sistema fiscal común portugués, quedando, en particular, sujetas a la aplicación de tasas progresivas hasta un 48%.

Como podrán ver, el régimen de residentes no habituales es bastante atractivo económicamente, tanto para pensionista como para profesiones liberales. Todo ello, manteniendo su residencia en un país de la UE y que dispone de uno de los pasaportes más fuertes del mundo. Como veremos en futuros artículos, les presentaremos y enseñaremos muchos más motivos por los cuáles en Portugal existe un gran número de expatriados aprovechando estas y otras ventajas que ofrece el país.

 

Por último y no menos importante. Uno de los más solicitado por grandes inversores extracomunitarios.

Visa Dorada (ARI)

¿Qué tipo de inversión mínima se requiere?

Todo extracomunitario que desee acceder a la residencia permanente y nacionalidad portuguesa al mismo tiempo que circula libremente por el espacio Schengen en un tiempo prácticamente récord en comparación con otros países, debe solicitar este visado. Para ello, deberá cumplir con una de las condiciones mínimas de inversión que exige a día de hoy (13/01/20) el estado portugués para su concesión:

  • 1. Transferencia de capital superiora 1 millón (incluso inversión en acciones o cuotas);
  • 2. Creación de al menos 10 puestos de trabajo; 
  • 3. Adquisición de bienes inmuebles de valor igual o superior a 500.000€;
  • 4. Adquisición de bienes inmuebles con más de 30 años o ubicados en un área de rehabilitación urbana y la respectiva realización de obras de mejora, en un valor global igual o superior a €350.000;
  • 5. Transferencia de capital igual o superior €350.000 que se aplicado en actividad de investigación científica o tecnológica;
  • 6. Transferencia de capital igual o superior €250.000 que sea aplicado en inversión o apoyo a la actividad artística, recuperación y manutención del patrimonio cultural nacional a través de entidades públicas;
  • 7. Transferencia de capital igual o superior €500.000 para la adquisición de unidades de participación en fondos de inversión o capital de riesgo volcados para la capitalización de las pequeñas y medianas empresas.

Además de todo ello, las exigencias de tiempos de estancia en Portugal son prácticamente mínimas y muy fáciles de completar para cualquier persona:

  • Requisitos de estancia mínima, 7 días el primer año;
  • 14 días los posteriores 4 años;

Cabe destacar que el titular de un visado de inversión ARI puede acogerse a los beneficios del estatuto de no residentes (RNH) que existe en Portugal y que es muy deseado por miles de inversores internacionales.

 

Consigue tu solución

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *